30 de mayo de 2011

Pegatinas artesanales

Creo que ya me he referido en alguna otra ocasión a la fascinación que siempre me han producido las pegatinas políticas, de las que durante muchos años fui coleccionista. La edad de oro de la pegatina política en el Estado español habría que situarla en el período que va de 1977 a 1979, iniciando una lenta decadencia en su uso, que continúa hasta la actualidad: por ejemplo, tanto en las recientes elecciones municipales como en el movimiento-15 M, se han utilizado con carácter marginal.

Las organizaciones de izquierda empezaron a editar pegatinas en imprenta a partir fundamentalmente de 1976. Hay algunas excepciones, así como casos de pegatinas semi-toleradas o realizadas al otro lado de la frontera (especialmente en Euskadi).

Anteriormente, se utilizaban también pero realizadas de una forma más artesanal: sobre papel de estraza engomado, completando los textos con imprentillas o a rotulador. Las más antiguas que he visto de este estilo eran de temática anarquista y parece que se situaban en la Zaragoza de mediados de los años 40. Eso me hace sospechar que las pegatinas artesanales tuvieron en su frecuencia el mismo ritmo que la prensa clandestina: florecimiento a partir de 1945 y hasta casi el final de la década (pero con pocas muestras consultables); tímida reaparición en los años 60; y uso masivo en los años setenta. El año 1976 verá la sustitución de la pegatina artesanal por la de imprenta.

Esta entrada viene motivada porque recientemente he conseguido estos tres ejemplares de pegatinas artesanales. La del Partido Comunista de España (Internacional) (luego PTE) convoca contra el proceso 1001 contra Marcelino Camacho y la cúpula de Comisiones Obreras, que se iba celebrar el 20 de diciembre de 1973, pero fue suspendido por la acción contra Carrero Blanco. La de la Liga Comunista es de marzo de 1976. Finalmente, la de la Liga de la Juventud Comunista, organización juvenil de la LC, se corresponde con una huelga en los autobuses madrileños en octubre-noviembre de 1976.

No hay comentarios:

Publicar un comentario